Responder al comentario

Excmo. Sr. Don Fernando Calderón Collantes. Primer Marqués de Reinosa

Teodoro Pastor Martínez

Reinosa, la hidalga ciudad campurriana, con casonas de fachadas señoriales y dorados blasones, puede enorgullecerse de haber sido cuna de ilustres y esclarecidos varones, que brilla­ron con luz propia en sus tra­yectorias profesionales y políti­cas, como la judicatura, la polí­tica o la milicia. Tales como D. Francisco de Güemes y Horcasitas -Primer Conde de Revilla Gigedo- que fue capitán gene­ral, Gobernador de Cuba y Vi­rrey de Méjico. Don Manuel Negrete de la Torre -Segundo Con­de de Campo Alanje-, también capitán general y hábil diplomá­tico. Don Saturnino Calderón Collantes, hombre de leyes, di­plomático y político avezado. Don Darío Diez Vicario -valero­so militar que fue general del Ejército y murió heroicamente en la Guerra de África. Entre otros que podíamos enumerar.
Fernando Calderón Collantes
Y Don Fernando Calderón Collantes -Marqués de Reinosa- ilustre jurista y destacado político, a quien nos vamos a referir seguidamente en este artículo.
 
 
ASCENDENCIA Y FAMILIA
Fernando Calderón Collantes nace en la Villa de Rei­nosa (entonces perteneciente a la provincia de Palencia) el día 21 de febrero de 1811. Fueron sus pa­dres Don Manuel Calderón Fontecha, descendiente de la fami­lia de Calderón de la Barca -del solar de Las Henestrosas de las Quintanillas (Ayuntamiento de Valdeolea)-, que pasaron luego a Reinosa. Abogado de los Rea­les Consejos, diputado a Cortes en 1820, senador del Reino, jefe político de Logroño y Palencia, fiscal y magistrado de la Au­diencia de La Coruña y Honora­rio del Supremo de Guerra, Ma­nuel Calderón prestó importan­tes servicios a la Villa durante la Guerra de la Independencia. Tenía importante hacienda, en­tre sus posesiones citaremos la finca de "El Quintanal" de más de veintiocho mil metros cua­drados.
Su madre, Da. Saturnina Co­llantes Fonegra, pertenecía a una distinguida e ilustrada familia reinosana. Tanto sus herma­nos como sus sobrinos, los Collantes Fonegra y los Collantes Bustamante, fueron destacados jueces y magistrados, que tam­bién se dedicaron a los negocios, como la explotación de la Ferrería de "La Pendía", en Bustasur; los yacimientos de carbón de Las Rozas y otros en Barruelo y en Aller en Asturias. Asimismo, fundaron la fábrica de vidrios "La Luisiana", en Las Rozas de Valdearroyo, que explotaron por lo menos hasta el año 1866, y que sería pionera de las que luego formarían el primer complejo vi­driero de Campoo y de España.
Fernando Calderón Collantes fue bautizado en la iglesia de San Sebastián el 23 de febrero, siendo apadrinado por su tío, Don Fernando Calderón Fontecha, presbítero y cura beneficia­do de Las Henestrosas y vicario de aquel Partido.
 
Tuvo un hermano mayor, Don Saturnino, nacido también en Reinosa en 1807 y que murió en París en 1864. Era abogado y desempeñó importantes cargos: procurador en Cortes en 1834, tomó parte activa en la formación del Código Fundamen­tal de 1837. Fue diputado a Cortes en nueve elecciones genera­les y senador, así como presidente del Tribunal Contencioso Ad­ministrativo. Perteneció al Partido Liberal y desempeñó las si­guientes carteras ministeriales: Gobernación, Comercio, Ins­trucción, Obras Públicas y Ministro de Estado los cinco años de la Unión Liberal con O'Donnell de Presidente del Gobierno. Durante la Guerra de África, Saturnino Calderón Collantes de­sempeñó la Presidencia del Consejo de Ministros y fue un hom­bre influyente en todos los Gobiernos en que tomó parte, so­bre todo en los de O'Donnell. Destacó también como un exce­lente poeta lírico.
 
Don Fernando contrajo matrimonio con la Excma. Sra. Da. María Josefa Montalvo y Collantes, de cuya unión nacieron dos hijas: Doña Fernanda, que fue la segunda Marquesa de Reinosa y que casó con el Excmo. Sr. Don Joaquín Garralda y Oñate -Conde Autol-, marino de Guerra y senador; y Doña Josefa, ca­sada con Don Mariano Vergara Pérez de Aranda, Marqués de Aledo, de cuyo matrimonio no hubo descendencia.
 
Pasó su infancia en Reinosa, cursando sus estudios prima­rios en el Convento de San Francisco.
Por circunstancias, la familia trasladó su residencia a Santia­go de Compostela, donde continuó su preparación, cursando la carrera de Derecho en dicha Universidad, que terminó con gran brillantez y aprovechamiento el 12 de marzo de 1834.
 
 
CRONOLOGÍA DE SU TRAYECTORIA PROFESIONAL Y POLÍTICA
Ingresa en la Carrera Judicial, siendo nombrado Juez de Primera Instancia en la localidad de Tabeada -provincia de Lugo- el 22 de diciembre de 1835.
Su siguiente destino es Ribadeo, con la misma categoría. Aquí renuncia a su sueldo, que destina para contribuir a los gas­tos de la Guerra Civil y a los del Juzgado. Dándosele por ello las gracias por Real Orden.
El 25 de enero de 1837 es destinado al Juzgado de Vigo.
El 22 de diciembre de 1839, es nombrado Fiscal de la Au­diencia de Valladolid y, con el mismo cargo, es destinado a la Audiencia de Valencia el 11 de septiembre de 1843.
El 13 de abril de 1844 es nombrado Magistrado en la Au­diencia de Valladolid, trasladándose a petición propia a la de Barcelona, donde ese mismo año es nombrado Presidente de la citada Audiencia. En ese año de 1844 toma parte en política y es elegido diputado a Cortes, cargo que ostentará ininterrumpida­mente hasta 1862.
En 1850 desempeña sus funciones de Magistrado en la Au­diencia de Madrid y el 11 de noviembre de 1853 es promovido a Presidente de la Sala de dicha Audiencia.
Con fecha de 25 de octubre de 1854, Fernando Calderón Co­llantes es comisionado para emitir informe y apreciar las con­testaciones y observaciones de las Audiencias, sus Fiscalías y Co­legios de Abogados a las preguntas que contenía el Catálogo Ad­junto a la Real Orden de 16 de abril de 1851, así como para que manifestase juicio sobre las reformas que convenía realizar en el Código Penal, encargos ambos por los que le dieron las gracias por Real Orden.
El 30 de agosto de 1856 fue nombrado Regente de la Au­diencia de Madrid, como Decano que era de los Presidentes de Sala.
En marzo de 1857 le dan la categoría de Magistrado del Tri­bunal Supremo de Justicia y el 30 de octubre ya es Magistrado del citado Tribunal.
 
El 17 de agosto de 1860 es nombrado Con­sejero de Estado con destino a la Sección de Es­tado de Gracia y Justicia, y a su instancia pasa al mismo cargo con destino a la Sección de Gober­nación y Fomento.
Por entonces, comienza una etapa en políti­ca. O'Donnell, teniente general, que destacó co­mo tal en la Guerra de África por su estrategia y acciones militares, le fue concedido el título de Duque de Tetuán y anteriormente le había sido dado el de Conde de Lucena. Era Jefe del Parti­do Liberal y se hizo cargo de la Presidencia del Gobierno en julio de 1865. Al formar su Gobier­no, nombra Ministro de Gracia y justicia a D. Fernando Calderón, que ese mismo año es promo­vido a Senador Vitalicio (1865/1868).
El 8 de noviembre de 1868 es nombrado Consejero de Esta­do y Presidente de la Sección de Gracia y justicia.
1869/1872 - Elegido Diputado a Cortes en las Constituyen­tes. Fue un parlamentario distinguido por su enérgica y elo­cuente oratoria, como demostró en un colosal discurso en la acu­sación contra el Ministro de Fomento Esteban Collantes, en la causa conocida como los "cargos de piedra" contra el Ministerio Narváez con motivo de los sucesos de la "noche de San Daniel", que tuvo tanto éxito e influencia en la Revolución de 1868.
 
Ingresó en la Academia de Ciencias Morales y Políticas en el año 1871.
El 29 de diciembre de 1874, el General Martínez Campos se pronunció en Sagunto a favor de la Monarquía y el Ejército pro­clamó a Alfonso XII Rey de España.
Dado el extraordinario conocimiento y formación jurídica que poseía D. Fernando, en 1875 pasa a ser Consejero de Estado y Presidente de lo Contencioso, como así mismo Individuo de la Comisión General de Codificación, y como tal fue Presidente de la Sección Segunda, redactora de la Ley de Enjuiciamiento Crimi­nal del 14 de septiembre de 1882, e intervino en la Comisión re­dactora del Código Civil en el año 1882 antes citado.
 
En septiembre de 1875, siendo Presidente del Gobierno Don Joaquín Jovellar Jover, le nombra Ministro de Gracia y Justicia hasta diciembre del mismo año.
Este año de 1875, Cánovas del Castillo, que era Jefe del Par­tido Conservador y que diseñó el Proyecto Político de La Res­tauración, al que dio una fundamentación histórica e ideológica interviniendo activamente y con gran habilidad, tanto en la plasmación jurídica como su puesta en práctica.
El 2 de diciembre del citado año, Cánovas se hace con el po­der, forma Gobierno y nombra a Calderón Collantes Ministro de Estado (Hoy Asuntos Exteriores), dándose la circunstancia de que en dicho Gobierno hay otro ilustre montañés, Don Francis­co de Paula Ceballos y Vargas -Marqués de Torrelavega- como Ministro de la Guerra.
 
Vista de la Avda. del Marqués de ReinosaDentro del mismo Gabinete, el 14 de enero de 1877 pasa a Ministro de Gracia y justicia hasta el 6 de enero de 1879.
Como Notario Mayor del Reino (cargo inherente a los Minis­tros de Gracia y justicia) autorizó el matrimonio del Rey Don Al­fonso XII con Da. María de las Mercedes de Orleáns, celebrado el día 23 de febrero de 1878.
La Constitución de 1876 fue el texto que estableció la legali­dad común después de muchos años de luchas y avatares polí­ticos, se aprobó el 22 de junio; fue conocida como "Constitución de los Notables" por el número de Diputados que intervinieron en su redacción, apareciendo en ella como Rey Constitucional Don Alfonso XII.
Anteriormente Cánovas del Castillo encargó a Bermúdez de Castro, Calderón Collantes y a los Marqueses de Alcañices y Miraflores tratar de vencer la resistencia de la Reina Isabel II para que abdicase, intento al que también contribuyeron Bravo Murillo, Moyano y Cárdenas, lo que tuvo lugar el 25 de junio de 1870 en la residencia de Isabel II en el Palacio de Basilewsky, en París.
Cánovas, conservador, y Sagasta, liberal, se alternaron en el poder hasta la muerte de Cánovas el 8 de agosto de 1898, fecha en la que fue asesinado por el anarquista italiano Michelo Angeolillo en el Balneario de Santa Agueda, cerca de Mondragón, en la provincia de Guipúzcoa.
 
A esta política contribuyó activamente Calderón Collantes con su buen hacer, amplísimos conocimientos jurídicos y su le­altad acrisolada a su Patria y al Rey.
El 7 de enero de 1878 su Majestad el Rey Don Alfonso XII le concede el título de Marqués.
Con fecha 6 de enero de 1879 es nombrado presidente del Tribunal Supremo de Justicia, culminando con este nombra­miento su carrera judicial. Tomando posesión del importante cargo el día 11 del mismo mes.
El 20 de septiembre de 1880, le conceden el Collar y Cruz de la Real y Distinguida Orden de Carlos III.
Ydespués de cuarenta y siete años de grandes servicios a la Justicia y a España, se jubiló ostentando la máxima categoría de su carrera el 23 de julio de 1882.
En reconocimiento a sus muchos méritos, el Rey le otorga la máxima distinción, la "Orden del Toisón de Oro".
Se retiró de la política a la muerte del Rey Alfonso XII, ocu­rrida el 25 de noviembre de 1885 en el Palacio del Pardo.
Don Fernando perteneció siempre al Partido Conservador.
 
En vida se caracterizó por su modestia y generosidad, aman­te de la familia y la religión y católico sin ostentación.
Político formal, honrado y de buena fe, patriota apasionado y de consolidada lealtad al Rey.
Como resumen de lo dicho, en su trayectoria profesional pa­só por todas las categorías de la carrera, alcanzando los más al­tos cargos de la Magistratura que en la misma se pueden lograr, llegando a la cumbre de la misma: presidente del Tribunal Su­premo de Justicia. En la gobernación del Estado fue tres veces Ministro de Gracia y Justicia, y Ministro de Estado.
Durante su vida parlamentaria, diputado y senador electo y vitalicio en numerosas legislaturas. Realizó innumerables traba­jos académicos, forenses y legislativos.
El Marqués, con su brillante trayectoria y buen hacer, dio lus­tre a su título nobiliario, que es el de REINOSA, nuestra ciudad.
Y el 9 de enero de 1890 falleció en Madrid, cuando contaba 79 años de edad.
 
 
MEMORIA HISTÓRICA: TESTIMONIOS
En Reinosa han quedado huellas indelebles del asentamiento de esta familia perteneciente a anti­guos linajes.
Vivieron en la Calle Mayor en la casa que hoy figura con el número 1; constaba de dos pisos perteneciente al Marqués de Villatorre, que compartían las familias Collantes Bustamante y Calderón Collantes, pues Da. Brígida Bustamante pertenecía a la familia del Marqués de Villatorre. Dicho inmueble fue refor­mado después, tal como ahora le conocemos (se encuentran en los bajos del mismo, el Restaurante "Las Fuentes" y la Tienda "La Negra").
 
En la calle del Puente de Carlos III número 20 se ubica la Ca­sa del Marqués de Reinosa, tiene un magnífico escudo con las armas de su nobleza, como luego explicaremos.
Otro edificio en la misma calle señalado con el numero 15, cuenta también con un escudo en el que figuran en algunos de sus cuarteles armas de esa misma familia, que bien pudo perte­necer a alguno de sus antepasados o quizás a su hermano Don Saturnino, que también tuvo casa en las entonces Villa.
El Chalet "Julióbriga", situado en la calle Ramiro Lezcano, fue residencia algunos veranos de la segunda Marquesa de Reinosa, Da. Fernanda Calderón Montalvo, que linda con la calle que lle­va el nombre del Primer Marqués, por haber donado Da. Fer­nanda los terrenos para la construcción de dicha vía que dividió en dos su finca del "El Quintanal", donde hoy se ha construido una urbanización de chalets individuales y adosados.
 
Por ello fue dada a esta avenida el nombre de "Marqués de Reinosa", como figura en la placa de bronce al principio de la misma, la cual fue inaugurada el 29 de agosto de 1917 en un ac­to solemne al que asistió Da. Fernanda, el Ayuntamiento en Ple­no, mucha gente de la Villa y la totalidad de la colonia veranie­ga, como se relata en una crónica de la época.
Esta calle tiene un puente sobre el río Ebro, y actualmente se encuentra el Juzgado de Instrucción, el Instituto Nacional de Empleo, (donde estuvo establecida la Fábrica de Harinas de "San Esteban"), propiedad de la Familia de "Los Obesos" como todos la hemos conocido.
El polideportivo de los Colegios de San José y Niño Jesús, el convento de los Padres Carmelitas y varios chalets y casa de ve­cinos.
En la Avenida del Doctor Cantilla -Hoy Avenida de Castilla- tuvo su chalet de veraneo la Marquesa Da. Fernanda situado en el número 1.
También en la Sala de Plenos de nuestro Ayuntamiento se encuentra un cuadro de D. Saturnino que lleva la firma del pin­tor Balaca (1852), y hubo otro del Marqués donado por su fami­lia y que había sido pintado por Madrazo, como relata D. Julio García de la Puente en su libro "Reinosa y el Valle de Campoo" (1916). Creemos después de realizado un estudio que el autor pudo ser Federico de Madrazo o su hijo Raimundo, aunque más bien y por afinidad de edades y de situación de ambos persona­jes, pudo ser Federico.
Ambos cuadro acusaron el tiroteo que allí se produjo el 21 de julio de 1936, cuando asesinaron en el Salón de Sesiones a 18 guardias civiles y al teniente, pertenecientes a la Comandancia de Reinosa.
 
El del Marqués fue enviado a restaurar a un señor que lo tu­vo muchos años en su casa, se deterioró completamente por la humedad, y no hubo después forma de restaurarle, pues sólo había quedado la tela y el cartón sobre lo que fue pintado. No obstante, este señor hizo una copia bastante buena del mismo que dejó a medio acabar, habiéndole finalizado el pintor reinosano D. Luis Diez de los Ríos y entregado al Ayuntamiento a fal­ta de ponerle el marco adecuado.
No sabemos por qué no ha sido colocado donde debe figu­rar, que es en el Salón de Sesiones.
Aún en el de D. Saturnino se notan los impactos de las balas que recibió; lo mismo había pasado en el del Marqués que se en­contraba más agujereado y atravesado con arma cortante (bayo­neta o puñal).
 
 
HONORES, DISTINCIONES Y CONDECORACIONES
Toisón de oroEntre los muchos que recibió en su vida, tanto na­cionales como extranjeros, mencionaremos los principales y que a continuación se citan:
 
Marqués de Reinosa
El Rey Don Alfonso XII le concedió el Título de Marqués.
Cuando se le consultó qué nombre deseaba para el mismo, eligió sin ninguna vacilación el de su Villa natal "REINOSA", de­mostrando así su cariño por la tierra que le vio nacer.
La concesión tuvo lugar el día 7 de enero de 1878, según Re­al Despacho de 1 de junio de 1878.
En aquel momento Don Fernando era Senador del Reino y Ministro de Gracia y justicia.
 
Real Orden de Carlos III
Caballero de esta Real Orden con Collar y Cruz, le fue otorgada el día 20 de septiembre de 1880. Con motivo del parto de su Majestad la Reina Da. María Cristina de Habsburgo-Lorena a la In­fanta Ma de las Mercedes.
 
Insigne Orden del "Toisón de Oro"
El Rey D. Alfonso XII le favorece con la concesión de la conde­coración que sólo se reserva a príncipes y altos dignatarios, con el título de Caballero.
Fue concedida con fecha del 24 de septiembre de 1884, sien­do su padrino el Duque de Sexto.
También estaba en posesión, entre otras, de las siguientes Grandes Cruces extranjeras:
Cristo de Portugal - Leopoldo de Austria - Estrella Polar de Suecia - Águila Blanca de Rusia - Legión de Honor de Camboya - Salvador de Grecia - Nischam Itfijar de Túnez - Sol Naciente de Japón y otrasmás.
Fue una de las personas que más distinguió su Majestad el Rey D. Alfonso XII.
 
Excmo. Sr. D. Saturnino Calderón Collantes  Excma. Sra. Dña. fernanda Claderón Montalvo, 2ª Marquesa de Reinosa
 
 
SUCESIÓN DEL MARQUESADO
 
Primer Marquesado (1878-1890)
- Don Fernando Calderón Collantes.
- Casado con Dña. María Josefa Montalvo Collantes.
- Fue ilustre jurista y destacado político.
 
Segundo Marquesado (1890-1938)
- Dña. Fernanda Calderón Montalvo.
- Casada con D. Joaquín Garralda Oñate y Diez.
- Le fue concedido el Título de Conde de Autol el 30 de Ene­ro de 1893, según Real Despacho de 27 de febrero de 1893
- Era Marino de Guerra, participó como alférez de navío en la famosa fragata "Numancia" en la Campaña del Pacífico (1862-1871), frente a Chile y Perú, en la que resultó herido. Terminada la campaña esa nave fue la primera fragata blindada que dio la vuelta al mundo, suceso que suscitó gran admiración por haber realizado algo que en aquel tiempo parecía imposible, con glo­ria para la tripulación y para D. Joaquín por tanto. Cuando aban­donó la carrera de marino, fue Senador del Reino. Murió en 1908.
- Su hijo D. Fernando Garralda Calderón no llegó a ser Mar­qués, pues premurió a su madre en 1934 y ésta en 1938. Perte­neció a la Carrera Fiscal y estaba casado con Dña. Asunción Valcarcel; su primogénito falleció en 1936 y había sido Juez de Pri­mera Instancia e Instrucción de Reinosa en los años 1934/1935.
 
Tercer Marquesado (1938-2001)
- D. Joaquín Garralda Valcarcel
- Casado con Dña. María del Socorro de Roda y Casinillo.
- El Marqués fue abogado.
 
Cuarto y actual Marquesado (2001)
- D. Fernando Garralda de Roda
- Casado con Dña. Helena Azpiroz Vidaur
- El Marqués es Licenciado en Ciencias Químicas.
 
 
ESCUDO DE ARMAS DEL MARQUESADO
Escudo  de armas del Marqués de Reinosa situado en su casaEn Reinosa y calle del Puente de Carlos III, existe una casa numerada con el 20; consta de dos altu­ras, con miradores a los costados y balcones al centro del edificio y en la parte central entre las dos alturas se encuentra el Escudo de Armas del Marqués de Reinosa, que consta de cuatro cuarteles.
Va timbrado por Corona Real que recoge un pabellón o man­to con su "cumbre" entre cuyos pliegues o cortinas salpicadas de armiños se presenta la tarjeta.
 
Está timbrada a su vez por corona de Marqués y lleva bajo la punta la Cruz de Carlos III pendiente del Collar de la Orden.
El campo va cuartelado de la manera siguiente:
1.- Escudo partido: a) cinco calderas cargadas de pendones; b) una torre de cuyo homenaje sale un brazo armado de espada sobre ondas en las que boga una barca con remos.
El Jefe de la divisa: "POR LA FE MORIRÉ"; bordadura cargada de ocho sotuers. ARMAS DE CALDERÓN DE LA BARCA.
2.-   Escudo cortado por una faja cargada de tres veneras, en Jefe un león rampante coronado y en punta cuatro fajas: ARMAS DE COLLANTES.
3.-   Una fuente en la que bebe un perro, en el Jefe tres flechas formando arco. ARMAS DE FONTECHA.
4.-   Un puente sobre ondas de mar de tres ojos y mazonada por la que pasa un león. ARMAS DE FONEGRA.
 
 
BIBLIOGRAFÍA

- "Fe de bautismo". En el Archivo Diocesano de Santillana del Mar.
- Biografía del célebre poeta dramático D. Pedro Calderón de la Barca por D. Ángel de los Ríos y Ríos (1884).
- "El Ebro" semanario Reinosano", enero de 1890.
- "La Ilustración Española y Americana" - Madrid. Enero de 1890.
- Diccionario Espasa Calpe
- "Cantabria" - Semanario Reinosano, abril de 1908.
- "Reinosa y el Valle de Campoo", por D. Julio García de la Puente, 1916.
- "La Montaña de la Habana". Revista de los montañeses en Cuba, 1917.
- "Nobiliario Español", por Julio de Atienza - Barón de Cobos de Belchite.
- "Gran Enciclopedia de Cantabria". Tomo II. Caja Cantabria, 1985.
- Periódico ABC, de Madrid, 1993.
- "El Complejo Vidriero de Campoo 1844-1928", por José Sie­rra Álvarez, 1993.
- "Historia de España", del Marqués de Lozoya. Tomo IV (1967/1974).
- "Cánovas y la Restauración", Centro Cultural Conde Duque - Argentaría, 1997.
- "Escudos de Cantabria", por Da. María del Carmen González Echegaray. Tomo 6.1999.
- "De Peñas al Mar", por Fernando Ruiz - Coordinador Tomás Mantecón. 1999.
 

Nota del autor. Con mi agradecimiento a D. José Garralda Valcárcel, Magistrado del Tribunal Supremo ya jubilado, por sus aclaraciones y otros datos.
 
Las fotografías de este artículo corresponden a Foto Gumer y al archivo particular de Teodoro Pastor Martínez.
 
 

Responder

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <p> <span> <div> <h1> <h2> <h3> <h4> <h5> <h6> <img> <map> <area> <hr> <br> <br /> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <table> <tr> <td> <em> <b> <u> <i> <strong> <font> <del> <ins> <sub> <sup> <quote> <blockquote> <pre> <address> <code> <cite> <embed> <object> <param> <strike> <caption>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Este sistema de seguridad es para evitar a los robots que envían "spam".