Responder al comentario

Sánchez Díaz: El Provinciano en su Rincón

María Elena Marchena Ruiz

El provinciano en su rincón es el titulo del cuarto tomo de los "TRABAJOS ESCOGIDOS" de Ramón Sánchez Díaz y el titulo del presente artículo, que trata precisamente de concederle un rincón en nuestra pequeña historia local a este escritor, más conocido entre nosotros por llevar su nombre la Casa de Cultura, que por su amplia obra literaria. La Casa de Cultura "Sánchez Díaz" fue pionera en España como consecuencia de la donación que efectuó la familia Sánchez Díaz de la casa familiar para su sede. Sánchez Díaz es probablemente el mejor escritor reinosano, tanto por la difusión y reconocimiento de su obra entre los intelectuales de su época, como por la amplitud y diversidad de los temas que trató, no limitándose a una visión costumbrista y tradicional, corta de miras y estrecha de conciencia, sino que sintiendo profundamente las grandes cuestiones humanas trato de hacer una obra universal, consciente de los graves problemas que atravesaba el mundo de su época y de España en particular. Se considera y debe considerarse por todos, como un representante de la generación del 98,pues participa de todos los temas, complejos y afanes de esta generación.

 

VIDA

Nace Ramón Sánchez Díaz en 1869, en Reinosa, entonces una villa de unos 3.000 habitantes, capital de una comarca ganadera, donde despuntaba por entonces tímidamente la industria. En esta tierra de transición entre la meseta y la costa, con un pasado brillante y todavía reciente consecuencia del comercio del trigo y las lanas de Castilla hacia ultramar, se instala una importante fabrica de vidrio llamada "Santa Clara", de Telesforo R. Castañeda, político y empresario de Reinosa. En esta fabrica comienza a trabajar unos 5 años antes del nacimiento del escritor, su padre Juan José Sánchez, casado con Josefa Díaz de Hoyos.

El padre ejercía de viajante de la empresa a la vez que, siendo experto contable, llevaba las cuentas del negocio. Era un hombre culto, preocupado por la política, amante del teatro - declamaba con cierto estilo- y que comienza a relacionarse con los representantes de la "intelectualidad" de la villa, no podemos olvidar que en este momento coinciden en Reinosa personalidades como Duque , Casimiro Saínz, Ángel de los Ríos y un poco mas tarde contemporáneos de Sánchez Díaz ,Mazorra, Santiago Arenal (su gran amigo), Manuel Salces, o Luis de Hoyos, todos ellos tratados por el escritor. El matrimonio tiene 5 hijos : Ramón, Elisa, Rodrigo, Ascensión y Alberto, que viven con ciertas estrecheces una vida tranquila y cómoda. El padrino de Ramón Sánchez Díaz será D. Demetrio Duque y Merino, importante escritor costumbrista y amigo de la familia con el que andando el tiempo tendrá una intima relación. Sensible y dotado de un temperamento poético pasará su niñez y adolescencia soñando y viviendo, como el nos indica, el paisaje de su tierra.

Estudia en Reinosa y posteriormente en Santander la carrera mercantil, sin destacar, tal vez por el poco interés que en el despiertan las materias propias de la carrera y por la forma antipedagógica de la enseñanza en estos tiempos. No obstante termina su peritaje y la familia le envía a Madrid para que continúe el profesorado mercantil, que no termina, pues a los 4 meses, mostrando un profundo desinterés y consciente de los problemas económicos de los suyos para mantenerle, desanimado y solo en la ciudad, se vuelve al pueblo y comienza a trabajar como interino en el Ayuntamiento. Aquí inicia su camino de escritor, como el mismo confiesa, escribiendo versos y cuentos, que junto con sus amigos enviaba a "MADRID CÓMICO", revista satírica madrileña. Por estas fechas -tiene 18 o 19 años- y un porvenir de oficinista y pequeño poeta local (su padrino le publica poemas y relatos en "EL EBRO", periódico fundado y dirigido por el), se produce uno de los acontecimientos que transformara su existencia radicalmente: su padre muere en Madrid, dejando a su madre viuda con 5 hijos y prácticamente en la pobreza. De repente, en 1898, le llega la madurez al verse obligado a tomar a su cargo el mantenimiento de su familia, ya que es el hermano mayor y el único preparado para afrontar esta crisis. Le ofrecen el puesto de su padre en la Vidriera, donde comienza a aprender el oficio y sin ninguna experiencia, 20 años, tímido y con problemas en la vista, sin apenas conocimiento del mundo debe emprender su primer viaje como representante de la empresa en la que trabaja. Estos primeros viajes, sus impresiones, su descubrimiento de la realidad española, sus angustias y sus desvelos están descritos en muchos de sus pequeños relatos, crónica real de una España irreal, agotada y pobre. El viajante joven y autodidacta que compra libros de viejo y lee anárquicamente lo que le viene a las manos, va adquiriendo una conciencia social que se agudiza por su capacidad de observación. Pasa hambre por ahorrar y mandar dinero a su familia, se siente solo, pero esto no merma su capacidad critica.

Es una etapa de dura; se convierte en el padre de sus hermanos y posiblemente ahora es cuando renuncia al matrimonio, permanecerá soltero y junto a sus hermanos toda la vida. Sigue su profesión de viajante rodando de un lado a otro, representando a una empresa poco competitiva y arcaica, donde sus ideas de mejora, fruto del contacto con los comerciantes caen en saco roto. Poco a poco va teniendo relaciones con un mundo empresarial más activo e innovador y acepta el puesto de viajante de una fabrica vasca de lunas y espejos, despidiéndose de la Vidriera, aunque aceptara ser comisionista de ella en sus meses libres. Son los últimos años del siglo, que siendo malos para España, sin embargo para Sánchez Díaz son momentos de progreso constante, se va haciendo un activo y ambicioso comisionista, representante de cereales de la República Argentina lo que le dará la opción de participar en un concurso para la compra de trigo por parte del gobierno, lo que le proporcionara una importante ganancia.

En 1897 se asienta en Bilbao, donde se dedica a sus negocios al lado de su hermano Rodrigo, hasta que conseguir, después de superar muchos obstáculos, montar su propia fabrica. Una fabrica de cubiertos que le convierte en un empresario de éxito y comienza su ascensión social. Sin embargo en estos años de prosperidad y suerte en los negocios, sacuden su vida graves sucesos, que dejaran una huella profunda en su animo. Tres amigos de su juventud, los mas queridos, se suicidan en un pequeño intervalo de tiempo, dejándole conmocionado y triste. Casuca AsunciónAl poco su hermana pequeña, Ascensión que vivía lejos, recién casada, morirá al tener un hijo, acumulándose tragedia sobre tragedia en este hombre cercano a la madurez. Toda esta melancolía, ira surgiendo a través de sus paginas. Entre tanto el hermano pequeño, Alberto, es enviado al extranjero a estudiar ingeniería, para, posteriormente hacerse cargo de la fabrica. Sánchez Díaz viaja por Europa y recibe sus influencias y analiza, compara y describe la vida extranjera. Sus impresiones tanto de este periodo como de sus viajes primeros, las ira publicando en libros y artículos de colaboración espontánea, en periódicos y revistas de Reinosa, de la provincia y también en la prensa de Bilbao o Madrid.(colabora en "El Ebro", "La Montaña", "La Tierruca", "Cantabria", en "El Cantábrico" que será el único que pague sus artículos, en "El Liberal" de Bilbao, "El País", "España Nueva etc. de Madrid) Es este el periodo más tranquilo de su vida, cuenta con un negocio prospero que le permite disfrutar de una vida holgada y familiar con veraneos en su pueblo, donde construyen en el solar de su antigua casa, una nueva de estilo montañés con ciertas pretensiones,(la "Casuca Ascensión" en honor de su hermana) adquiriendo en Reinosa fama de nuevos ricos (les llaman los comunistas ricos). Entre 1910 y 1935 se convierte en un cronista de la vida española, es bastante conocido y trata a grandes personajes de la época. Sus libros y artículos le dan cierta fama de escritor de carácter social, comprometido políticamente. En sus artículos sobre la realidad española fustiga y critica a través de sus paginas los vacilantes pasos de España hacia el desastre, después de haber sido espectador de primera fila del otro gran desastre: el del 98.

Por sus ideas republicanas y un cierto prestigio en el mundo empresarial, será nombrado en 1933, según el a su pesar, Director General de Comercio y Política Arancelaria por el gobierno de Azaña, en este cargo nunca se sintió a gusto y desde la toma de posesión piensa en dimitir, no obstante se mantiene en el cargo hasta la caída del gobierno 4 meses después. Esta circunstancia así como su clara adscripción a la política republicana de izquierdas, le conducirán irremisiblemente a otro episodio dramático durante la guerra civil: el exilio y la incautación de sus bienes. Un exilio cerca de cuatro años en un pueblo francés, en los alrededores de Biarritz, Anglé. Quizá esta sea una de las etapas mas duras de su vida , no solo por la penuria en la que viven,(pierde la empresa, su casa de Reinosa es saqueada y requisada) sino también por el desmoronamiento de sus ideales, la constatación del fracaso de la sociedad que preconizaba y la tragedia desatada en España. A esto debemos añadir la perdida en este peregrinaje de los apuntes para un nuevo libro sobre la guerra, según el , el más personal , sentido y completo de los suyos. Una vez finalizada la guerra, regresa la familia a España, poco a poco su figura se rehabilita y consigue recuperar lo suyo, no todo, ya que los enseres y pertenencias de la casa de Reinosa no volvieron a encontrarse.

A partir de este momento ( años 40), no volverá a escribir mas que algunos versos en su vejez y pocas cuartillas como introducción a las recopilaciones de sus escritos anteriores. La fabrica sigue funcionando y la vida española parece que se calma. Sánchez Díaz, herido en sus sentimientos, no volverá a Reinosa, donde se siente repudiado por sus convecinos. Ahora, el escritor ya viejo, quizá después de meditarlo y convencido de que su obra tiene un valor, sobre todo, como fresco de largos años de vida española y tal vez pensando que sus preocupaciones sociales y sus análisis pueden servir para mejorar su patria, buscara y seleccionara su obra, recopilándola, primero en 4 tomos a los que posteriormente añade otros. (publicados después de su muerte) Esta será su ocupación en los años de la vejez, además de las tertulias madrileñas con amigos y admiradores. La vida de la familia se reparte entre Bilbao y Madrid, donde pasan gran parte del año. La ceguera progresiva que le aquejaba desde su juventud le deja prácticamente ciego lo que no le impide seguir trabajando en su obra, ayudado siempre por sus hermanos, especialmente por Rodrigo que será su mayor apoyo en los últimos años de su vida. Morirá en Madrid en 1960 a los 90 años.

SU LITERATURA, LOS TEMAS, LA IDEOLOGÍA

La literatura

Sánchez Díaz comienza muy pronto a manifestar su vocación, en sus años de juventud ya escribe poemas y cuentos de corte romántico rodeados de una atmósfera misteriosa, cortos y líricos. Sin embargo será más conocido y posiblemente el se sentía más satisfecho de sus artículos periodísticos, donde critica y trata de corregir los defectos que observa a través de soluciones subjetivas. Su afán didáctico y reformador trasforma sus artículos en ensayos casi filosóficos, sin embargo la falta de un planteamiento sistemático y del rigor y profundidad en los conceptos y abstracciones, así como la falta de concisión en la exposición, le aleja de la línea de ensayo corto y divulgativo que puede tener Ortega y Gasset.

Dejándose llevar por su ideología, que le obliga a plantearse su obra como una pedagogía social( como la define el mismo), como un magisterio sobre un universo analfabeto o inculto que impide el progreso hacia el bienestar social y la perfecta armonía de los hombres, sus escritos perderán en parte el valor literario que de otro modo los adornaría. Idealista e ingenuo, en algunos casos, cuando trata a través de sus textos de reformar la sociedad. Critico, sagaz y oportuno, cuando describe el estado de España en los primeros treinta años de nuestro siglo. No hace literatura en sus artículos, no desarrolla el estilo, ya que no se considera un estilista y la urgencia de escribir sobre lo inmediato le impide "hacer una obra reposada de libros, tuve que hacer artículos y ello acabó de contribuir a la subestimación natural y hasta indolorosa" (Del 90 al 36, T.I VIAJES Y CUENTOS). Se siente llamado por un impulso arrollador a contribuir a una labor trascendente a través de su obra, utiliza su pluma, como un maestro la tiza, para escribir en la pizarra la lección del día y fiel a sus ideas usa la literatura para su peculiar didáctica social. Participa de su época y se siente un fiel representante de ella, su preocupación patriótica, el papel de la cultura, el desarrollo tecnológico, agrario e industrial son temas que comparte con muchos escritores de su generación.

Es un ardiente seguidor de la tendencia social de Joaquín Costa, quien prologó su libro "JUAN CORAZÓN" y con quien mantiene una intensa correspondencia. Conoce y trata a muchas de las figuras del 98: Machado, Azorín, Juan Ramón Jiménez, Baroja etc., con algunos de los cuales coincide en revistas como "VIDA NUEVA" o "EL PAÍS". Vemos en sus obras el mismo interés por el paisaje que en otros escritores, un paisaje con figuras humanas, vivo, lírico y ordenado; un gran patriotismo envuelto en un cierto pesimismo; una recreación de la vida rural con sus rencillas y envidias. Su obra es profundamente autobiográfica, escribe lo que pasa y lo que le pasa y si exceptuamos los primeros cuentos, toda su producción se basa en situaciones por el vividas y hondamente sentidas.

Elisa, Ramón, Rodrigo y Alberto Sánchez DíazLa Familia

Sánchez Díaz tiene un sentimiento casi religioso, en cierto modo fanático, de enfrentar su vida. Las grandes razones de su existencia serán la familia y su país. En ambos casos su comportamiento es de entrega total. En cuanto a su familia, entiende su función en ella como un sacerdocio, renuncia a todo afecto exterior por ella y sublima toda su capacidad sentimental en una devoción casi patológica (que es recíproca) hacia sus hermanos y su madre que se convierte en una figura totémica que preside su vida, reinando entre ellos junto con la lejana y evocadora figura del padre.

La ideología

El patriotismo es su trabajo y como tal, consiste en educar, corregir y disponer la sociedad como el cree que debe ser. (un ejemplo es su novela "JESÚS EN LA FABRICA" donde describe su evangelio particular). Su verdadero trabajo, la dirección de su empresa en unión de sus hermanos, es solo un modo de ganarse el sustento, ignoramos si en su fabrica se lleva a cabo el idealista y apostólico discurso de fraternidad y amor entre obreros y empresarios. En cuanto a su postura ante la sociedad, cree en el progreso del país a través de la industrialización, la cultura y la educación de las masas populares, que debe realizarse por las élites cultas y preparadas que organicen y tutelen al pueblo hasta alcanzar la concordia social y el bienestar material. Sus ideas son una mezcla de regeneracionismo krausista y socialismo conservador al estilo del socialismo moderno no marxista.

Su obra

En su obra literaria destacan los cuentos de su juventud, algunos profundamente románticos como " EL PISAPAPELES" , otros dramáticos y costumbristas como "EL NIÑO SANTO" o "LA BAILAORA", "LOS TITIRITEROS" etc. y de critica social "EL SOMBRERO","TRAGEDIA". Son interesantes sus relatos de viajes, recogidos en libros como "MIS VIAJES" o en "VIAJES Y CUENTOS", tomo I de sus "TRABAJOS ESCOGIDOS". Escribe tres novelas "JESÚS EN LA FABRICA", novela de tesis, de un idealismo e ingenuidad que hace en la actualidad difícil su lectura, y dos más de tipo sentimental y evocador "BALADA" y "NOVELA POÉTICA" la más fallida, que incluye poemas y relatos. Libros de artículos políticos como son "JUAN CORAZÓN', "VIDA POLÍTICA Y SOCIAL DE UN PROVINCIANO".

Reinosa

A través de su literatura vemos casi siempre surgir ante nosotros, los paisajes, las costumbres, las diversiones y los problemas de nuestros antepasados, en muchos casos con gran lirismo ("NOVELA POÉTICA") y en otros la imagen de Reinosa es la de un pueblo mezquino, cruel, lleno de envidia y vulgaridad. La preocupación por su tierra le lleva además a escribir numerosos artículos, en los periódicos locales y provinciales, donde apoya iniciativas, critica faltas etc., muchos están recogidos en "EL PROVINCIANO EN SU RINCÓN" y aquí leemos como nace la Naval o el pantano del Ebro, y otras muchas anécdotas y opiniones de este paisano nuestro.

OBRAS DE SÁNCHEZ DÍAZ:

Paginas de mi vida, 1892
Amores, 1901
Mis viajes, 1901
Odios, 1903
Balada, 1904
Juan Corazón, 1906
Europa y España. El libro de los viajes y los negocios, 1910
Jesús en la fabrica, 1911
Predicaciones humildes,1913
Del 90 al 36, 1952-1956 (4 tomos).
Viajes y cuentos. Vida política y social de un provinciano.
Vida sentimental de un provinciano. El provinciano en su rincón.
Antología literaria, 1959
Reminiscencias e intimidades, 1965
Abreviaturas y notas (sentimientos y experiencias de una vida modesta). 1968 (2 tomos)
Confidencias. Versos.


BIBLIOGRAFÍA:

AGUILERA, Ignacio et allii."Ramón Sánchez Díaz 15-X- 1868 - 15-X-1969. Santander, Institución Cultural de Cantabria, 1970
ALONSO, Cecilio." Oscuras raíces del realismo social en la narrativa española. 1890-1923". Valencia, Anteo, 1993
LÁZARO SERRANO, Jesús. "Historia y antología de escritores de Cantabria. Santander, Ayuntamiento- Estudio, 1985
 

Responder

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <p> <span> <div> <h1> <h2> <h3> <h4> <h5> <h6> <img> <map> <area> <hr> <br> <br /> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <table> <tr> <td> <em> <b> <u> <i> <strong> <font> <del> <ins> <sub> <sup> <quote> <blockquote> <pre> <address> <code> <cite> <embed> <object> <param> <strike> <caption>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Este sistema de seguridad es para evitar a los robots que envían "spam".