Aproximación al estudio de una familia de Cuena (Valdeolea) en el siglo XVIII

Irene Bohigas Brígido

ANTECEDENTES
Desde mediados de los años ochenta mi familia ha sido depositaría de la copia de un testamento, datable en el siglo XVIII por las características orto­gráficas y lingüísticas del documento.
Las personas causantes y beneficiarías guardaban relación con el pueblo de Cuena, perteneciente al Valle de Valdeolea, perteneciente desde 1833 a la provincia de Santander, actual­mente Cantabria; en el siglo XVIII se incluía en los territorios go­bernados desde la ciudad de Burgos, como se refleja en la do­cumentación complementaria.
La copia del documento llegó a disposición de mi familia a través de D. Román Cavia, de la empresa fotográfica Foto Estu­dio Arte 3, de la localidad de El Astillero.
En la ejecución del trabajo los pasos dados han sido: 1°.- Lectura y transcripción del testamento, 2°.- Identificación de las per­sonas causantes del legado y de las beneficiarías, 3°.- Contextualización espacial, temporal y familiar del testamento a través de la consulta del "Fondo Cuena" del Archivo Histórico Provin­cial de Cantabria (A.H.P.C.), 4°.- Determinación de los bienes y rentas que componen la herencia, 5°.- Unidades de medida agra­rias, para áridos, líquidos y lineales, 6°.- Relación de otras per­sonas mencionadas, 7°.- Comprobación de la perduración ac­tual de los nombres de lugar en las localidades citadas en el tes­tamento y del propio linaje en la localidad, y 8°.- Conclusión y comentario final.
 
IDENTIFICACIÓN DE LAS PERSONAS CAUSANTES DEL LEGADO Y DE LAS BENEFICIARIAS
Los beneficiarios de la herencia son Don Francisco Luis de Cos y Cossío y Doña Magdalena de Cos y Cossío, representada por el anterior, por la muerte de sus progenitores Don Santiago de Cos y Cossío y Doña María Josefa de Buxedo Lucio. Se incluye igualmente como causante en este testamento a la señora Doña Mariana Rodríguez de Fontecha y Cossío, señalada como abuela paterna de los beneficiarios. Tam­bién aparece como beneficiaría Doña Felipa Fernández Rábago, reseñada como cuñada. Puede deducirse de la propia redacción del testamento que el principal beneficiario, D. Francisco Luis de Cos, es receptor de una undécima parte de casas y algunas fin­cas apuntando que la totalidad de herederos es de once.
La consulta de la documentación de Cuena conservada en el Archivo Histórico Provincial de Cantabria permite aclarar total­mente los perfiles detallados de la familia Cos y Cosio de Cuena en distintos momentos del siglo XVIII.
 
El Libro Padrón de Bienes y Seglares correspondiente a Cue­na (A.H.P.C. Fondo Cuena, legajo 3, documento 4 -traslado de 1757 de las Respuestas Generales del Catastro del Marqués de la Ensenada -1753) recoge la siguiente composición familiar:
Don Santiago de Cos y Cossío como cabeza de familia, de 45 años, nacido en 1708, de estado noble, oficio labrador y situa­ción de viudo. Vivían con él sus once hijos: 1°.- Don Ángel de Cos y Cossio de veintiséis años, nacido en 1727; 20.- Don Fran­cisco de veinte y cinco años, nacido en 1728 y ya aparece como "empleado en los estudios"; 3°.- María Josepha de veinte y tres años, nacida en 1730; 4°.-Juana Teresa de veinte y dos años, na­cía en 1731; 5°.- Don Pedro de diez y nueve años, nacido en 1734 y ya también empleado en los estudios; 60.- Francisca Tomasa de diez y ocho años y nacida en 1735; 7°.- Don Manuel José de catorce años y 1739 como año de nacimiento; 80.- Victoria Tere­sa de doce años y nacida en 1741; 90.- Don Thomas Ángel de ocho años y que debió nacer en 1745; 10o.-, María Magdalena de edad cuatro años, y probable nacimiento en 1749 y, finalmente, 11o.- Don Pablo de dos años de edad. Para el cálculo de los na­cimientos de los integrantes de la familia se ha tomado la fecha de 1753 en que se ordena elaborar el Catastro por el Marqués de la Ensenada, en lugar del 1757 en que se hace la copia conser­vada en el archivo. Completaba la familia criada doña María Isa­bel de Hoyos su criada, también de estado noble.
 
El mismo documento nos aporta una detallada relación de las propiedades de la familia en el término de Cuena en dicho año. Sólo refleja una parte de los bienes que serán legados por el testamento a causa de estar situados en otros concejos (Arnedo, Santa Gadea, Herbosa y Montejo de Bricia, todos ellos del Alfoz de Santa Gadea en la actual provincia de Burgos).
Este patrimonio los formaban bienes vinculados y bienes li­bres. Los vinculados, trasferibles de manera unitaria al heredero primogénito, eran los siguientes:
* Casa vinculada en Cuena situada "en el varrio de avaxo en la que al presente havita de vivienda alta y vaxa, tiene de fren­te treinta y seis varas y de fondo treinta y nueve (varas), linda por todos vientos con calles publicas".
Tierras del vínculo
* "Una pieza de Tierra de rregadío con aguas corrientes que vaxan de el rrio que llaman Valvrezoso al sitio que llaman Arro­yo de arriba dista, quarenta pasos contiene quatro fanegas lin­da por todos vientos con exido del concexo".
* "Ottra de rregadio con aguas corrientes de d(ic)ho rrio al si­tio que llaman Huerta Redonda dista ocho pasos contiene ocho celemines".
* "Ottra de rregadio con aguas corrientes de el arroyo de La Lomadista diez pasos contiene seis celemines".
* "Otra de secano al sitio que llaman la Cruz dista tres cientos pasos contiene Fan(eg)a y media".
* "Otra desecano al sitio q(u)e llaman las Madronas dista qui­nientos pasos dos f(anega)s".
* "Otra tierra desecano al sitio que llaman Carboneros dista quarto de legua".
* "Otra de secano al sitio quellaman laMangada dista cientoy Cinquenta pasos".
Como cargas del propio vínculo se reseña el pago anual a D(o)n Joseph de Mioño vecino de Reynosa de dos gallinas de canon por la carga de un Censo enfiteusis en que "esta gravada d(ic)ha casa" y también pagaba al mismo tres reales de v(ello)n por censo enfiteusis sobre la tierra de Arro­yo, primera de las señaladas en el párrafo anterior.
 
Otro carga, de ocho reales de vellón iba al Párroco de Cuena por un Aniversario perpetuo gravado sobre la misma parcela de Arroyo.
Los bienes libres eran los siguientes: Casa "en el casco de este lugar y varrio de arriva que se compone de alto y bajo tiene de frente nueve varas y diez de fon­do" y las siguientestierras: 1°.- "Una pieza de tierra de secano al sitio de el Vallejo, dista de la población me­dio quarto de legua contiene dos fanegas de sembra­dura"; 2°.- Otra de secano al sitio de Mata dedillo dista doscientos y cinquenta pasos contiene dos fanegas"; 3°.- Otra de secano al sitio que llaman La Arrimada dis­ta medio quarto de legua contiene dos fanegas". Tam­bién disponía de Prados: 1°.- "Una pieza de prado de secano al sitio de Rreocin dista ciento y cinq(uen)ta pa­sos contiene quatro Fanegas"; 2°.- "Otro de secano al sitio que llaman Prados de Cuena dista trescientos pa­sos contiene seis celemines"; 30.- "Otro de secano al sitio que el antecedente y con la misma distancia con­tiene seis celemines"; 4°.- "Otro de secano al sitio que llaman La Fragua contiene fanega y m(edi)a dista vein­te pasos". Completaban el patrimonio familiar un con­junto de granado variado que incluía: "cuarenta obexas de vientre con treinta crias al pie", "cuatro Bueyes para su labranza", "seis Bacas de vientre con sus crias", "cuatro novillos", "cuatro novillas", "cuatro yeguas de viente con tres crias mulares", "veinte y tres pies de colmenas" y "dos cerdos para su consumo".
 
Unos años después disponemos de un vecindario sin fecha, pero datable por la edades de los censado en él en torno a 1761 (A.H.P.C. Fondo Cuena, legajo 4, documento 3) En él figura "D(o)n Santiago de Cos y Cossio del estado noble, viudo, de edad de cinquenta y quattro años, de oficio labrador". Como fa­milia viven con él su tercer hijo varón. Pedro Manuel, con ventisiete años, "que le exercita en labranza", Thomas Ángel quinto hijo varón con edad de diez y siete años y estudiante de Artes y su undécimo hijo, Pablo, de diez años y gramática. Las hijas que aparecen en el domicilio familiar son Francisca Thomasa, su sexta hija, "edad de veinte y cinco años para gobierno de su ca­sa, esta soltera", Victoria Teodora, su octava hija que aparecía en el Libro de 1753 como Victoria Teresa, con 21 años y las mismas circunstancias que su hermana y, finalmente, María Magdalena, su décima hija, con doce años para la misma función. Aparece en este mismo vecindario un nuevo criado Ángel Gutiérrez, de veinte y seis años "para la labranza y es del estado noble. Es na­tural de los Caraveos".
El hijo primogénito Don Ángel de Cos y Cossio, con "treinta y quatro años, de el estado noble y oficio labrador", figura ya "casado con D(oñ)a Phelipa Fernandez de Ravago del mismo estado y de edad, de veinte y dos años", con el servicio de "Pe­dro Garcia su criado, de edad de diez y seis años, de el estado general y para la labranza. Ha(bi)t(ant)e de Mataporquera".
 
Un nuevo vecindario, de octubre de 1767, nos informa del estado de la familia: Don Santiago de Cos y Cosío y su hijo ma­yor Don Ángel del Cos y Cosío no figuran por haber muerto. "D(oñ)a Phelipa F(ernánd)ez de Ravago" es señalada como "viu­da de D(o)n Ángel de Cos y Cossio ve(zi)no que fue y la dicha de este lugar", junto a "su hijo D(o)n Santos de Cos y Cossio de hedad dos años diez meses y un día".
Como titular del vínculo principal de la familia debía figurar ya, aunque no se indica expresamente, D(o)n Pedro de Cos y Buxedo, "ve(zi)no de este lugar hijodealgo notorio de hedad treinta y tres años diez meses un día". D(o)n Thomas de Cos y Buxedo (noveno hijo de Santiago de Cos y Cosío) "hixodealgo notorio y residente en la ciudad de Burgos estudiando la sagrada Theoloxia de hedad de veinte y dos años y ocho meses y catorce días" aparece ya en­filado hacia la carrera eclesiástica; mientras el último hijo "D(o)n Pablo de Cos y Buxedo también hermano de el susodi(ch)o hausente en la ciudad de México hixodealgo notorio de hedad de diez y seis años tres me­ses y diez dias", había abandonado su pueblo buscan­do fortuna en Las Indias.
 
Dos años después, en 1769 un nuevo Vecindario desde 1769 al 1828 inclusive (A.H.P.C, Fondo Cuena legajo 4 documento 5) figuran, junto a otros indivi­duos posiblemente emparentados por tener el apelli­do de Cos: "Don Thomas de Cos Thelogia", "Don Ma­nuel de Cos soltero y huérfano, estudiante" y "Pedro de Cos, soltero, huérfano, vezino y con casa abierta" "y todos hidalgos". En el mismo vecindario apacece como cura párroco del pueblo el "Señor Don Francis­co Luis de Cos y Buxedo" y lo firma con los Señores de justicia de este lugar de Cuena Don Francisco Fer­nández y Joseph Fernández en la fecha del 1 de abril de 1769.
 
 
DETERMINACIÓN DE LOS BIENES Y RENTAS QUE COMPONEN LA HERENCIA
En el documento testamentario se recogen bienes y caudales de tres procedencias. La primera es la legítima materna, causada por Doña María Josepha de Buxedo y Lucio, cuyo fallecimiento debió producirse entre 1751, año del nacimiento de su hijo Don Pablo de Cos y Buxe­do y el primer registro de la familia en el Catastro de Ensenada.
 
Los bienes raíces que la integran son: 1°.-1/11 parte de una casa de Montejo; 2°.-l/ll parte de una casa de Cuena; 3° -l/ll parte de monte de Montejo llamado "La Acevosa"; 4°.-1/3 de prado en él termino de Santa Gadea; 5°.- Un prado en Arnedo llamado "Solaseras"; 60.- Un prado en Herbosa; 70.- Un prado en Cuena; 80.- Un prado en Santa Gadea llamado "Rataz"; 9°.- Tie­rra de Herbosa llamada "El Cuadrón"; 10o.- Una tierra de Arne­do llamada "Arenas"; 11o.- Tierra en Cuena llamado" Matadillo" y 12o.- Una tierra de Cuena llamada "La Arrimada".
Existen dos procedencias posibles de los bienes libres obje­to de la herencia: 1o - que casi todas las tierras y prados pertenecientes a la legítima materna de doña María de Buxedo y Lucio, del municipio actual de Santa Gadea del Alfoz (Burgos), fuesen bienes a su vez heredados de sus padres y ¿abuelos?; 2°.- que los bienes libres de Cuena hubieran sido adquirido por el matrimo­nio como aumento del patrimonio familiar en los años que duró la su vida común.
 
Los caudales percibidos por Don Francisco Luis de Cos y Cossio son 100.955 reales y 25 maravedís. Más unas escrituras de un censo contra el concejo de Bustasur, valorado en 137 reales y 8 maravedís; más una manda proveniente de su abuela pater­na de 1.100 reales.
A estos bienes se añaden ganados, herramienta, cosechas y frutos, así como telas y elementos del ajuar doméstico. Entre los primeros detectables en la composición del patrimonio familiar de 1753 o producidos con posterioridad a esa fecha tenemos: un buey huérfano de 12 años, una novilla 2 años; hierba que se en­cuentra en los pajares, Cebada, Trigo (4 fanegas), 50 libras de la­na lavada,1/8 parte de un carro de vino añejo; 4 cargas de cinco carros de palomina; 17 tablas de roble, 6 tablas de roble de 11 pies; 1/2 de una porción de trincheras y verdugos para carros (cuarterones); 1 carral de 30 cántaras de capacidad; un arado va­lorado en 18 reales. Entre los segundos aparecen 8 varas de lien­zo curado; 6 varas de tela de servilletas de gusanillo, 2 mantas de blanqueta nuevas, arca de álamo de 3 cargas de cabida con su cerradura y llaves; salvilla con copa y 4 va­sos de plata; Libros salmanticenses (6 tomos).
 
De la legítima paterna le corresponde 4.179 reales, de los cuales 1.116 reales y 29 maravedís son para do­ña Felipa Fernández de Rábago, su cuñada, a quien de­bían corresponder por el matrimonio con el primer hi­jo difunto de los testadores, D. Ángel de Cos y Cosío.
En esta parte de la herencia se cuentan los dineros empleados en los estudios del beneficiario, en primer lugar. Los bienes raíces de esta parte están integrados por las porciones de las casas de Montejo y Cuena: la circunstancia de que ambas viviendas figuren en las partes correspondientes de las legítimas de la madre y el padre indican su adquisición común como parte de los gananciales del matrimonio. Un proceso de adqui­sición similar debió darse en la porción de monte de "La Hacevosa".
Las tierras que parecen exclusivas de la legítima paterna son: 1°.- Prado de Cuena "Pracandada"; 20.- 1/3 del prado en el barrio de la Iglesia (Montejo, Bur­gos) (linda con la casa de Don Santos de Cos (vecino de Cuena); 3°.- Tierra de Montejo llamado "El Peral"; 40.- tierra en un lugar de Mataporquera llamado "Cestarando".
 
Los ganados legados por el padre son: 1 macho, 1 pollita de 18 años y su cría, 1 novilla y 1 novillo de 3 años. Los frutos y co­sechas eran los siguientes: paja, 7 fanegas de avena, 2 fanegas y 3 celemines de garbanzos. Como una porción relacionada con esta faceta de la vida económica están los instrumentos agrarios y material de construcción: 12 arcos para carrales, 3 encambaduras, madera labrada nueva y vieja, 1/2 porción de ripia, col­gadura de sempitana verde con su rodapié también de sempitana, una trilla de roble, 1 carro de roble valorado en 50 reales, y 1 azuela de martillo.
 
Los elementos de ajuar incluidos en esta porción paterna son: 1o.- Arca pinega de roble 12 cargas sin cerradura, 20.- Man­tel de 2 paños alemanescos de 4 varas, 3°.- Una silla mular, 40.- Un albardón de caballería con su cinchata, 50.- Un arca de ála­mo de 1/2 carga de cabida con su cerradura valorado en 25 rea­les, 60.- Una mesa para comer, 70.- 2 mesas de haya, 8°.- 3 sillas de madera; valorado en 33 reales. Además incluye sículas sin marcos, 7 cestos pequeños y grandes, 1 caldera vieja sin asa de ocho libras y cuarto, 1 bujía cuadrada, 3 candiles de hierro, un barril de 4 cántaras. Se añaden también tres libros: 1°.- uno inti­tulado V Vigant, 2°.- un libro Luz de la fe y de la ley, y un tercer libro sin título valorado.
 
 
GASTOS A CARGO DE LA HERENCIA
Con cargo a lo heredado se imputan una serie de car­gas dinerarias: 1°.- 99 reales a Francisco Sánchez (ve­cino de Bercedo) por el vencimiento del pliego de deuda (¿letra de cambio?), 2°.- 69 reales a Juan Redondo (veci­no de ¿?) que estaban en deuda, 30.- 71 reales a Benito González (vecino de Reinosa) por mandamiento, 40.- 8.153 reales y 14 ma­ravedís por del importe de gastos en el mantenimiento de las personas y ganados desde la muerte de Don Santiago de Cos y Cossio hasta la conclusión de esta cuenta y 50.- 1877 reales y 7 maravedís del importe del funeral que se hizo por el aniversario del fallecimiento de Don Santiago de Cos y Cossio.
 
 
INGRESOS DE LA HERENCIA PARA EL PAGO DE DEUDAS
Como ingresos de la herencia figuran: 1o - "10.030 rea­les y 20 maravedís en dinero que se obtuvo de la ven­ta del ganado del común", 20.- un novillo de dos años color panojo, 30.- 2 cobertores de Palencia azules, 4°.- otro cobertor grueso de rayas rojas y pajizas.
La diferencia entre ambas partidas ascendió a "los 1.260 reales y 21 maravedís y quedan 17 maravedís a cargo de satisfacer".
 
 
UNIDADES DE MEDIDA AGRARIAS, PARA ÁRIDOS, LÍQUIDOS Y  LINEALES
Hay que tener en cuenta las diferentes re­laciones entre las unidades métricas actuales; sabiendo que un área es una uni­dad de superficie equivalente al decámetro cuadrado (1 a = 1 dam2), que se utiliza para superficies de cam­pos. La hectárea es múltiplo suyo: 1 ha = 100 a = 1 hm2. La centiárea es submúltiplo del área: 1 ca = 0,01 a = 1 m2.
Las medidas utilizadas en el testamento son las si­guientes:
- Braza: medida de longitud que equivale a 2 va­ras o 1,6718 metros (se usa en la mar).0 a 1 metro y 67 centíme­tros para medidas lineales.
- Cántaras: medida para líquidos que equivale a 16 litros.
- Carga: que son 4 fanegas de Castilla.
Carro: medida agraria de superficie que mide la capacidad de una finca, el más usado es de 48 pies (pies de Burgos), que equivale a 0.278 m aunque también existen otras medidas de 40, 42, 44, 50 y 54 pies. El carro normal equivale a 256 varas cuadradas (1 vara = 0,835m = 3 pies; 1 vara cuadrada = 0,679 m2 y 1 pie cuadrado = 0,0776 m2). Una hectárea equivale a 55 carros y 231 varas cuadradas.
Celemín: capacidad para áridos equivalente a 4,625 litros. También se denomina celemín a una antigua unidad de superfi­cie que se utilizaba en las provincias castellanas y que equivalía a unos 537 m2 (terreno que se consideraba necesario para sem­brar una cantidad de trigo igual a un celemín).
Cuarterón: es la cuarta parte de una libra o de una arroba que equivale a 11,5 Kg y para líquidos 16,1 litros.
Fanega: medida de capacidad para áridos cuyo volumen equivale a 54.84 litro y a 12 celemines) o 2,80 áreas en Guriezo. Espacio de tierra en el que se siembra una fanega de trigo. Me­dida agraria, variable en cada región y en Castilla equivale a 64 áreas y 596 miliáreas.
Libra: Medida de peso que oscila entre 400 y 460 gramos.
Pies: Medida de longitud que en Castilla equivalía a 28 cm y hoy en Inglaterra a 30,5 cm y en Francia de 33 cm.
Vara: medida de longitud que equivale a 87 centímetros.
 
 
EL SISTEMA NUMISMÁTICO
La unidad monetaria que se utiliza en esta testamenta­ria para la relación de bienes y dineros se expresa en reales de vellón, moneda utilizada desde los Reyes Ca­tólicos que ha sufrido diferentes cambios de valor a lo largo de su existencia y como moneda fraccionaria de ésta el maravedí.
 
 
RELACIÓN DE OTRAS PERSONAS CITADAS
El resto de nombres que se mencionan son perso­nas que se relacionan con los causantes por ser los propietarios vecinos a las propiedades que se des­criben en el recuento de la herencia: Francisco Sánchez (vecino de Bercedo), Juan Redondo (vecino de ¿?), Benito González (ve­cino de Reinosa), Juana Gutiérrez (vecina de Cuena), Don Ben- tura Cos y Cossío (vecino de Muda), Don Juan y Don Manuel Diez (vecinos de Montejo), José y Rafael Sainz (vecinos dé San­ta Gadea), Felipe Ruiz (vecino de Arnedo), Francisco López (ve­cino del Concejo), Melchor Manzanedo y José López (vecinos de Herbosa), Manuel de la Peña (vecino de Virtus), Tomas Diez y Catalina Díaz (vecinos de Arnedo), Pedro López (vecino de Cuena), Juan Rodríguez Mier (vecino de Cuena), Don Agustín Rodríguez Fontecha (vecino de Las Henestrosas), Don Francis­co José Calderón de los Ríos (vecino de Cuena), Casa Hoyos, Don Santos de Cos (vecino de Cuena), Don Manuel Ruiz de Villegas (vecino de ¿?), Don Ángel Rodríguez y Don Ma­nuel de Cos y Cossio (vecinos de Mataporquera).
 
La propia redacción de los nombres refleja la dife­rencia entre los "dones", miembros de la baja nobleza hi­dalga, y los vecinos normales pertenecientes al estado ge­neral o llano. La coincidencia de apellidos de una parte de estas personas, evidencia los estrechos lazos de parentesco entre los habitantes de la comarca y, por otro la­do, el muy probable origen de una parte de las propieda­des heredadas en particiones anteriores del mismo linaje de Cos y Cossio.
 
Destacar singularmente la figura de Don Ventura de Cos y Cossio, que figura como vecino de la localidad pa­lentina de Muda en el testamento y que, en 1736, acredita expediente de hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid, como recoge M. Escagedo Salmón (ESCAGEDO SALMÓN, M., 1931, V, p. 18), aun cuando en ese año figu­ra aún como vecino de Cuena. Posiblemente nos encon­tremos ante un hermano del testador Don Santiago de Cos y Cossio.
Igualmente es reseñable la aparición entre los propie­tarios colindantes de la "Casa de (H)Oyos", mayorazgo no­biliario vinculado con la torre de la localidad de Hoyos, en el propio Valle de Valdeolea, cuyas propiedades se debían extender por todo el valle.
 
 
COMPROBACIÓN DE LA PERDURACIÓN ACTUAL DE LOS NOMBRES DE LUGAR EN LAS LOCALIDADES CITADAS EN EL TESTAMENTO Y DEL PROPIO LINAJE EN LA LOCALIDAD
El  trabajo de campo realizado ha consistido en in­dagar mediante encuesta en las localidades citadas acerca de los nombres de la fincas mencionadas en el testamento. Los resultados han sido positivos en la práctica to­talidad de los casos, lo que ha permitido ubicar espacialmente de modo aproximado los términos a que corresponde cada nombre, que se han cartografiado sobre mapas 1:25.000.
Los resultados los han sido los siguientes: en Cuena se han localizado los topónimos de Barrio de Abajo, Prados de Cuena, Matadillo y Pradocandada. No se ha determinado mediante la encuesta el término de la Arrumada, que se cita en el catastro de Ensenada como La Arrimada. En el término de Mataporquera la propia cartografía 1:25.000 recoge el nombre de lugar de Cestarando. En Montejo de Bricia se han localizado con precisión el Barrio de la Iglesia y los términos, cercanos entre sí, de El Peral y La Acebosa. En Arnedo ha sido posible identificar los nombres de Arenas y Solaseras y en Herbosa la partida de El Cuadrón.
 
Únicamente ha resultado fallida la identificación del nombre "Rataz" en Santa Gadea del Alfoz.
 
La indagación se ha extendido a buscar si existían aún hoy vecinos de Cuena con los mismos apellidos de Cos y Cossio que los causantes y beneficiarios del testamento transcrito. Los resultados fueron negativos en referencia al tiempo presente, aun cuando hasta mediados del s. XX vivió, con edad muy avanzada, un hombre con el apellido de Cos como primero; al parecer su descendencia viva lleva ya este apellido en posición más relegada.
 
También se señaló una casa del Barrio de Arriba, con algu­na evidencia de arquitectura de evocación noble. Se trata de una casa de dos plantas con portada en arco de medio punto con an­chas dovelas, que podría remontarse hasta el s. XVI; forma par­te de ella un muro cortavientos al que se han incorporado cane­cillos románicos -posiblemente provenientes de la iglesia- ensu parte superior. En su fachada SO se conserva una ven­tanilla ojival geminada de diseño conopial muy verticalizado, que podría datarse en el siglo XV o inicios del XVI. Se nos ha indicado que disponía también de una escalera monumental en sillería, que fue desmontada a mediados del XX por una remodelación de la vivienda y los materia­les desechados.
 
 
CONCLUSIONES Y COMENTARIO FINAL
Las conclusiones que hemos sacado de este tra­bajo de investigación han sido que hasta no ha­ce mucho tiempo el modelo familiar era muy di­ferente al de hoy en día, las familias tenían muchos hijos (en este caso once) con distintas orientaciones como po­dían ser, la labranza de los campos, o cualquier otro traba­jo que aportara alguna retribución a la familia, o bien por­que el control de la natalidad era impensable, asimismo, porque el nivel de mortandad era muy alto ya que las con­diciones de vida como la de falta de higiene, la mala nutri­ción y la gran cantidad de penurias que sufrían hacía que la mayoría de las gentes, especialmente los niños que eran los más vulnerables, murieran muy jóvenes por enferme­dades y epidemias que estaban a la orden del día.
 
Había una gran diferencia entre sexos, ya que los po­sibles estudios se reservaban exclusivamente para los hombres siendo las mujeres relegadas al gobierno de la casa si no se ca­saban jóvenes o ingresaban en un convento o en el caso de ma­trimonio como madres prolíficas.
Esta familia es una que poseía una relativamente buena po­sición social y económica, lo que les permitió comprar y ven­der propiedades y ganado que les producía un incremento en su patrimonio.
 
Me resulta muy sorprendente que la diferencia de trato en­tre las mujeres y los hombres, a los que se les da el tratamiento de "don" aunque tengan dos años, mientras que a las mujeres sólo se les concede cuando se casan con un noble, ya que si pertenecían al común no poseían tal tratamiento.
 
Se destaca también que la familia es de la pequeña nobleza hidalga ya que al contrario del común queda registrado en el testamento, así como en el Catastro del Marqués de la Ensena­da se ve en detalles como la salvilla y los vasos de plata, la silla mular o la presencia de criados en la casa, lo que les concedía una diferencia frente a los demás vecinos resaltando aún más su estatus de nobleza.
Como resumen final puedo añadir que la elaboración de es­te trabajo me ha permitido descubrir nuevos caminos, desde la  posibilidad de consultar en el Archivo Histórico Provincial de Cantabria documentos antiguos que pensaba que estaban sólo al alcance de unos pocos, hasta ver sobre el terreno la historia propia del lugar contada por los vecinos más mayores que de generación en generación han escuchado y trasmitido la histo­ria del lugar y de sus gentes.
 
 
BIBLIOGRAFÍA Y FUENTES DOCUMENTALES

Fuentes Impresas
- ESCAGEDO SALMÓN, M,. 1931, Solares Montañeses. Viejos Li­najes de la provincia de Santander (antes Montañas de Burgos). Artes Gráficas Fernández, Torrelavega, V, p. 18.
 
Fuentes Documentales
- A.H.P.C. Fondo Cuena, legajo 3, documento 4 (traslado de 1757 de las Respuestas Generales del Catastro del Marqués de la Ensenada – 1753).
- A.H.P.C. Fondo Cuena, legajo 4, documento 3.
- A.H.P.C. Fondo Cuena legajo 4, documento
September, 2007